martes, 28 de abril de 2015

CRISTO MURIÓ POR TODOS Y NO SÓLO POR LOS ELEGIDOS


Jamás podría decir lo que Cristo jamás dijo

Jamás aceptare tener que decirle a alguien que posiblemente se encuentre entre aquellos por quienes ni siquiera Cristo murió. Le podre decir al pecador que todos los seres humanos están absolutamente incapacitados para venir a Cristo, y se lo podre decir porque Cristo se lo dijo a una multitud: Juan 6:44 Ninguno puede venir a mí, si el Padre que me envió no le trajere; y yo le resucitaré en el día postrero.

Le podre decir al pecador que sólo vendrán a Cristo, aquellos que El Padre le ha dado a su Hijo en la eternidad, se lo podre decir porque Cristo también lo dijo: Juan 6:37 Todo lo que el Padre me da, vendrá a mí; y al que a mí viene, no le echo fuera.

Le podre hablar a los pecadores de la gracia soberana, y aclararles de que el venir o no venir, no tiene nada que ver con algo especial que haya en ellos, sino con la elección soberana de Dios. Podría decirles también que no depende del que quiere sino de quien Dios tiene misericordia, se los podría decir porque Cristo lo dijo a quienes lo escuchaban: Mat 11:27 Todas las cosas me fueron entregadas por mi Padre; y nadie conoce al Hijo, sino el Padre, ni al Padre conoce alguno, sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo lo quiera revelar.

También les podría decir a quienes les predique el evangelio, que la causa de la condenación es el no querer venir a la luz, y que un día toda boca se cerrará ante el justo juicio de Dios, se los podría decir porque Cristo lo enseño con toda claridad: Juan 3:19 Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas.  Pero lo que nunca podría decirle al pecador, es que probablemente se encuentre entre aquellos por quienes ni siquiera Cristo murió, y no podría decírselo porque mi salvador jamás dijo cosa semejante, jamás dijo a nadie puede que tu estés entre aquellos por quienes ni siquiera daré mi vida, eso es una mentira y una enseñanza anti escritural que jamás aceptare, porque es una difamación del carácter de Dios. Muchos hermanos han rechazado las doctrinas de la gracia, porque se han topado con esta deformación de la verdad de que Cristo solo murió por los elegidos.

Dios es soberano, pero su soberanía no está disociada de sus atributos de justicia y de amor:

1Jn 2:2 Y él es la propiciación por nuestros pecados; y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo.

La propiciación es una base legal que potencialmente sería suficiente para todo hombre, y esa potencialidad se obtuvo mediante la muerte de Cristo, por ende Cristo murió por todos, aunque solo se beneficien aquellos que por haber sido elegidos  serán atraídos eficazmente para ser justificados, y esto es lo que claramente enseña la Biblia. Rom 5:1 Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo.

Quienes niegan que Cristo murió por todos, caen en las redes del racionalismo, pues el racionalismo les lleva a afirmar lo siguiente: “qué sentido tiene que haya muerto por todos, si sólo se beneficiaran los elegidos”. El racionalismo dice: “sólo tiene que haber muerto por los elegidos”. Esto es adecuar lo que la Biblia claramente enseña en cuanto a que Cristo murió por todos, a una filosofía humana, porque esto es lo que es, un mero razonamiento filosófico que intenta adecuar la revelación bíblica, al razonamiento de tal o cual teólogo.

Que Cristo haya muerto aún por quienes nunca se beneficiarían con su muerte, no tendrá sentido para la mente finita del hombre, pero es obvio que si tuvo sentido para la sabiduría infinita de Dios.

Otro argumento muy utilizado por quienes creen que Cristo murió sólo por los elegidos es el siguiente: Si Cristo pagó toda la pena por todos los pecados de todo el mundo entonces ¿por qué hay gente en el infierno? Pues la pregunta que plantea este argumento es muy fácil de responder, y es que los méritos de la muerte de Cristo, solo se aplican a aquellos que en virtud de haber sido escogidos son atraídos para recibir a Cristo y recién ahí ser justificados. Esa es la razón por la cual hay gente en el infierno porque por amar más las tinieblas que la luz no quieren venir a la luz para recibir a Cristo y obtener los beneficios de la perfecta propiciación que Cristo ha efectuado por todos, hasta incluso por los falsos maestros: 2ª Pedro 2:1Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina. 1Jn 2:2 Y él es la propiciación por nuestros pecados; y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo. 


Cuatro puntos que expresan con toda claridad que creer que Cristo murió por todos tal como lo enseña la Biblia, es perfectamente coherente con todo el cuerpo de verdad revelado respecto a la gracia.

1) El hombre esta espiritualmente depravado, y absolutamente incapacitado para buscar a Dios.

2) Dios en su Soberanía, y según el puro afecto de su voluntad ha decidido en la eternidad, elegir a algunos para salvación y dejar en su justa condenación al resto.

3) A los que ha elegido los atrae eficazmente mediante su gracia irresistible, los regenera, los justifica y los sella con su Espíritu.

4) A los que ha llamado eficazmente y los ha regenerado, los sostiene hasta el fin mediante su gracia, por intercesión de nuestro sumo sacerdote que intercede por cada redimido.

Creemos tal como lo afirma la palabra de Dios que Cristo es la propiciación por todo el mundo, pero esta propiciación, sólo se aplica a aquellos que en virtud de la elección eterna incondicional, son atraídos eficazmente para recibir la justificación por fe en la obra de Cristo.


PROPICIACIÓN- LLAMAMIENTO EFICAZ – JUSTIFICACIÓN

La palabra propiciación, que leemos en nuestra versión Reina Valera, en el texto griego original, está como HILASTERION, y esta hermosa palabra HILASTERION en la SEPTUAGINTA (versión griega del Antiguo Testamento) se usa para designar el propiciatorio, es decir, el lugar en el que el gran día de la expiación el sumo sacerdote roseaba la sangre. El propiciatorio era una cubierta de oro (tipo de Cristo) esa cubierta de oro estaba encima del arca en cuyo interior se encontraban las tablas de la ley.

En el gran día de la expiación se rociaba la sangre de la expiación sobre el propiciatorio que cubría la ley quebrantada por el hombre, de modo que esa sangre desmantelaba la justa ira de Dios por la ley quebrantada. Dándole a Dios de esta manera una base legal para poder perdonar sin pasar por alto su demanda de justicia, pues su justicia demanda juicio sobre el pecado, pero la sangre de un inocente le proporciona a Dios la base legal para perdonar y al mismo tiempo satisfacer su demanda de justicia. 

Todo esto era figura de la base legal que Dios habría de proveerse mediante el sacrificio de Cristo para justificar gratuitamente a todos aquellos que atraídos por la gracia irresistible creerían en Jesucristo. 

Romanos 3:24-26
24 siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús, 25 a quien Dios puso como propiciación por medio de la fe en su sangre, para manifestar su justicia, a causa de haber pasado por alto, en su paciencia, los pecados pasados, 26 con la mira de manifestar en este tiempo su justicia, a fin de que él sea el justo, y el que justifica al que es de la fe de Jesús.

Teniendo esta base legal, Dios la aplica sobre todos aquellos que, según el puro afecto de su voluntad, ha dado a su Hijo en la eternidad, ellos y sólo ellos vendrán atraídos por la gracia irresistible para recibir a Cristo y ser constituidos justos por medio de esa base legal.


Análisis de Romanos 5:17-19
17 Pues si por la transgresión de uno solo reinó la muerte, mucho más reinarán en vida por uno solo, Jesucristo, los que reciben la abundancia de la gracia y del don de la justicia. 18 Así que, como por la transgresión de uno vino la condenación a todos los hombres, de la misma manera por la justicia de uno vino a todos los hombres la justificación de vida. 19 Porque así como por la desobediencia de un hombre los muchos fueron constituidos pecadores, así también por la obediencia de uno, los muchos serán constituidos justos.

Si tomamos todo el contexto se verá que el versículo 18 es la clave para entender que así como cuando dice que por la desobediencia de un hombre los muchos fueron constituidos pecadores, se está refiriendo a toda la raza humana, de la misma manera cuando dice que por la obediencia de un hombre los muchos serán constituidos justos, lo que está expresando es que potencialmente la base legal, la propiciación que fue obtenida podría justificar a toda la raza humana. 

¿Pero cómo debo entender que todos son constituidos justos? ¿Cómo debo entender esa declaración bíblica, siendo que existe gente que se pierde?

Pues sencillamente para que todos sean constituidos justos deben creer para recién ahí alcanzar la justificación, nadie puede ser constituido justo a no ser que venga a recibir a Cristo por la fe, y es ahí donde entra el error de los redencionistas limitados, y su error consiste en no considerar que para ser constituidos justos hay que recibir a Cristo por la fe para recién así ser justificados.

A continuación la interpretación de Calvino de Romanos 5:18. Le aclaro que este comentario está en formato pdf y usted lo puede bajar de Internet y chequear esto. 

”El apóstol habla de la gracia común a todos los hombres porque es ofrecida a todos aunque por su efecto no comprenda a todos, pues si bien cristo ha sufrido por los pecados del mundo entero y se ha ofrecido por la benignidad de Dios, por igual a todos, sin embargo no todos la disfrutan” (Tomado del comentario de Romanos por Calvino, que se puede bajar de Internet en formato pdf). 

Aquí el pensamiento del reformador está en total acuerdo con Agustín, quien dijo: “El sacrificio de Jesucristo en la cruz es: suficiente para todos, eficiente para los escogidos”.

¿Y quiénes vendrán?
Pues solo los elegidos, es decir, aquellos que son objeto de la gracia irresistible. 

Jesús oro para que todos aquellos que le fueron dados por El Padre en la eternidad vinieran a recibirle por fe y así ser constituidos justos en virtud de la base legal que Él compro con su sangre.
Juan 17:9 yo ruego por ellos; no ruego por el mundo, sino por los que me diste; porque tuyos son.

¿Se puede tomar como fundamento esta oración para enseñar que esta base legal o propiciación seria sólo por los elegidos?  Absolutamente no, porque de lo aquí se trata es de la oración que garantiza la respuesta del llamamiento eficaz del cual son objeto los elegidos.

Además tal interpretación estaría en conflicto con dos textos que claramente enseñan que esta propiciación es por todo el mundo. 
Dos declaraciones que están en perfecta armonía y que son coherentes con la verdad de que la muerte de Cristo fue suficiente para todos y eficiente para los escogidos. 

1ª Declaración:
1Juann 2:2
Y él es la propiciación por nuestros pecados; y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo. 

2ª Declaración.
2Pedro 2:1
Pero hubo también falsos profetas en el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente sectas de perdición, y negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos perdición acelerada. 

Es obvio que todos, incluye también a los falsos maestros, pero analicemos más de cerca de este pasaje.

En El Nuevo Testamento, se utilizan tres vocablos griegos para el concepto de redención:
Agorazo (significa comprar en el mercado de esclavos)
Ezagorazo (significa comprar y sacar del mercado de esclavos)
Lutroo  significa soltar)

Es muy significativo que El Espíritu Santo haya seleccionado al inspirar esta porción de la escritura que habla de una doctrina tan importante como la apostasía, la palabra griega Agorazo (utilizada en el texto griego original) en lugar de exagorazo, ¿y por qué es tan importante y cuál es la diferencia?, porque mientras exagorazo significa comprar y sacar del mercado de esclavos, Agorazo, que es la palabra utilizada aquí, solo significa comprar en el mercado.

La implicancia de la importante verdad que aquí se enseña, es que aún Cristo murió por estos falsos maestros, la muerte del Señor fue suficiente para todos y eficiente sólo para aquellos que aparte de todo mérito humano fueron elegidos y a su tiempo fueron llamados eficazmente mediante la gracia irresistible.


LA BIBLIA SE INTERPRETA A SI MISMA.

Mar 14:24 Y les dijo: Esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada.

Este es uno de los textos más utilizados por quienes creen en la teoría de que Cristo solo murió por los elegidos, asegurando que aquí la palabra “MUCHOS”,  enseña que Cristo no murió por todos sino solo por los elegidos, ahora bien lo cierto es que el texto enseña todo lo contrario, por cuanto este texto es una formidable evidencia a favor de que Cristo murió por todos y no solo por los elegidos ¿Saben porque? Porque sencillamente en lo concerniente a la salvación, MUCHOS no es lo opuesto de TODOS, SINO QUE ES LO OPUESTO DE POCOS. La prueba de esto, es que El Señor Jesucristo, concerniente a la elección dijo lo siguiente: “MUCHOS SON LOS LLAMADOS PERO POCOS LOS ESCOGIDOS” (Mat 22:14). Aquí se ve claramente que en lo concerniente a la salvación LO OPUESTO DE MUCHOS, NO ES TODOS, SINO POCOS.

Si como creen algunos, la declaración del Señor, en cuanto a que su sangre sería derramada por muchos implica que se estaba refiriendo solo a los elegidos, si en verdad es eso lo que hubiera querido enseñar, comparándolo con otros textos, tendría que haber utilizado la palabra “POCOS” porque es precisamente la expresión que El Señor utilizó en relación a los escogidos. Mat 22:14 Porque muchos son llamados, y pocos escogidos.

Como ya hemos expuesto, Cristo en su muerte ha efectuado una propiciación por todo el mundo, es decir, mediante su muerte se ha establecido una base legal que potencialmente podría justificar a toda la raza humana (1 de Juan2:2; Rom 3:24-26; 2 Pedro 2:1), pero ésta base legal sólo se aplica a quienes Dios en su misericordia ha determinado elegir, predestinar y atraer eficazmente mediante la gracia irresistible para que vengan a Cristo y reciban la justificación por la fe, es decir, la muerte de Cristo ha sido suficiente para todos pero eficiente para quienes escogió atraer según el puro afecto de su voluntad. Podemos decir que de no ser por la elección, la muerte de Cristo sería de provecho para nadie.

Para concluir, según quienes sostienen que Cristo sólo murió por los elegidos, tendríamos que alabar al incrédulo por decir la verdad, por ejemplo el ateo se niega a creer que Cristo murió por él, si fuera cierto que Cristo no murió por todos, entonces el incrédulo estaría en lo correcto al negarse a creer que Cristo murió por él, pero esto es una terrible deformación de la verdad, porque justamente el impío será condenado, no por negarse a creer una mentira, sino por negarse a creer una verdad, pues escrito esta: 2 Tesal 2:10 y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos.

Solo A Dios sea La Gloria.

Nota: Este material se puede distribuir y publicar con toda libertad siempre y cuando se respete el autor.

1 comentario:

Gracias por comentar